Riego eficiente de áreas verdes y jardines.

destRiego

Please, select your lenguage

En la actualidad son numerosos los jardines, tanto públicos como privados, que se riegan mediante sistemas tradicionales por superficie o a pie, simplemente utilizando una manguera. En estos casos la posibilidad de aplicar una cantidad de agua superior a la que realmente necesitan las plantas para cubrir sus necesidades, y por tanto de que se produzcan derroches de agua, es bastante elevada. Si al empleo de sistemas de riego poco eficientes, se le une la utilización de especies con requerimientos hídricos muy elevados, el consumo de agua destinada al riego de jardines puede alcanzar cifras muy elevadas.

Otra causa de un alto consumo de agua de riego en parques y jardines públicos es el manejo y estado de conservación y mantenimiento de los equipos que componen los sistemas de riego, que no es siempre el adecuado, bien por la calidad de dichos equipos o por la antigüedad de los mismos. En otras ocasiones se originan problemas de uniformidad en el riego, como consecuencia, entre otros factores, de una mala elección del sistema empleado, o de errores cometidos durante el diseño de la red que dan lugar, por ejemplo, a solapes inadecuados entre aspersores en riego por aspersión, o una mala distribución de los emisores en los sistemas de riego localizado.

c.riego_

Si se tiene en cuenta que en la práctica de la jardinería el principal objetivo no es la obtención de rendimientos, sino la supervivencia de la vegetación y su mantenimiento en unas condiciones estéticas aceptables, se hace necesaria la adopción de medidas que permitan reducir un excesivo consumo de agua hacia cantidades que permitan asegurar el mantenimiento de las plantas en estado óptimo. Entre estas medidas cabe destacar la adopción, de sistemas de riego con una mayor eficiencia de aplicación complementando con la tecnología de polímeros súper absorbentes como “Silos de Agua” que no es tóxico, es biodegradable y reduce la frecuencia de riego en hasta un 90%.

Muchos paisajistas de diferentes zonas del país han dado cuenta de los positivos efectos del uso de “Silos de Agua” como alternativa en el ahorro no solo del agua, sino que de los gastos asociados como por ejemplo gastos comunes (en condominios), hogares (cuentas de agua que en verano se pueden cuadriplicar  debido al valor de la tarifa de sobreconsumo), áreas verdes de municipalidades (riego a deshora lo que produce una elevada evapotranspitación en las especies), etc.

Solo queda generar conciencia en las autoridades para la implementación de estas tecnologías creadas para combatir la sequía prolongada que vivimos y el cambio climático que ya es una realidad en nuestro país.