Catastro actualiza la superficie de parques urbanos y la sitúa en 4 m2 por habitante

4

Cuando se habla de áreas verdes y parques urbanos, es habitual destacar su importancia recreacional y deportiva para la vida en la ciudad, así como lo escasos que son. Poco se conoce, sin embargo, sobre la situación nacional en esta materia.

Por ello, el Ministerio de Vivienda y Urbanismo (Minvu) actualizó el catastro de parques urbanos, comprobando que en el país existen 1.678 de estas áreas verdes con más de 5.000 m², que totalizan 5.389 hectáreas de superficie.

El titular de la cartera, Cristián Monckeberg, destaca que estos espacios “nos ayudan a democratizar el espacio público y sabemos que hoy las áreas verdes también segregan. Por eso quisimos actualizar nuestro catastro y revertir esta tendencia de desigual distribución de áreas verdes en nuestro país”.

El catastro anterior, de 2012, contabilizó 550 plazas y parques urbanos, con 4.754 ha en todo el país. Sin embargo, solo se incluyeron áreas verdes de más de 10 mil m², lo que impide una comparación con el presente.

Los datos reflejan que en Chile hay solo 4 m² de parques urbanos por habitante, menos de la mitad de los 9 m² que recomienda la Organización Mundial de la Salud (OMS). En la Región Metropolitana, la brecha es aún mayor: 3,6 m²por habitante. Pese a esta cifra, Trinidad Vidal, directora de investigación y desarrollo de Fundación Mi Parque, plantea que hace solo un par de años la idea de generar áreas verdes en las ciudades estaba lejos de ser una prioridad, por lo que “hay que aplaudir que hoy se esté fomentando su creación”.

Con todo, explica que tener una determinada superficie de áreas verdes no asegura estándares urbanos de calidad: “Puedo tener un megaparque en mi comuna, pero si tengo que viajar 30 minutos en auto o micro para llegar, probablemente no voy a ir. Y aunque el promedio sea muy bueno, no me va a beneficiar”.

Independencia es la sexta comuna con menos metros cuadrados de parques por habitante. Su alcalde, Gonzalo Durán, lo atribuye a que, por tratarse de un territorio consolidado en el casco histórico de la capital, no hay más terrenos donde instalarlos. Sin embargo, detalla que el municipio está enfrentando este déficit a través de la arborización y recuperación de pequeños espacios, instalando platabandas verdes y huertos urbanos.

En esa línea, Vidal apunta a que aunque los grandes parques son muy importantes para el concepto de ciudad, lo que más se necesita son plazas de barrio a las que la gente pueda llegar caminando desde su casa. “Para eso falta un montón”, concluye.